Filosofía Oriental

La filosofía oriental se refiere de forma muy amplia a las diversas filosofías de Asia. Entre ellas destacan:

El término también incluye a veces las tradiciones de pensamiento filosófico de Oriente Medio, como:

La distinción entre Occidente y Oriente es, por supuesto, un tanto arbitraria y artificial, y en algunos aspectos incluso engañosa. Por ejemplo, las filosofías india y china son al menos tan distintas entre sí como lo son de la filosofía occidental.

Filosofía Oriental foto

La filosofía de la antigua Babilonia puede considerarse oriental en algunos aspectos, pero es casi seguro que tuvo una fuerte influencia en la filosofía griega, sobre todo en la helenística. Se puede afirmar que las filosofías persa, árabe y judía están mucho más cerca de la filosofía occidental que de la oriental, y los vínculos geográficos e históricos son mucho más estrechos.

En muchos casos, las escuelas filosóficas son indistinguibles de las distintas religiones que les dieron origen (o viceversa).

A grandes rasgos, según algunos comentaristas, la sociedad occidental se esfuerza por encontrar y demostrar «la verdad», mientras que la sociedad oriental acepta la verdad como algo dado y está más interesada en encontrar el equilibrio. Los occidentales dan más importancia a los derechos individuales; los orientales, a la responsabilidad social. Se ha afirmado que la esencia de la visión oriental del mundo es la conciencia de la unidad y la interrelación mutua de todas las cosas, que son partes inseparables de un todo cósmico.