¿Cómo se divide el estudio de la filosofía?

El estudio de la filosofía abarca un ámbito amplio de conocimientos y conceptos, lo que puede hacer que el tema parezca abrumador para aquellos que recién lo están explorando. Por suerte, organizar la información en categorías más sencillas para el entendimiento puede ser una forma eficaz de entender cómo se divide el estudio de la filosofía.

En primer lugar, los estudios de filosofía se dividen en tres grandes ramas: la filosofía antigua, media y moderna. La filosofía antigua se refiere a los autores escritos bajo la época clásica. Estos incluyen a Sócrates, Platón y Aristóteles. La filosofía medieval se basa en la fe cristiana, así como en la larga tradición judía y árabe. Esta rama del estudio de la filosofía generalmente se remonta a la Edad Media. La filosofía moderna se refiere al período desde el Renacimiento hasta la filosofía contemporánea.

Un segundo aspecto en el que se divide el estudio de la filosofía son los temas cubiertos en los debates intelectuales. Las principales áreas de estudio, como la metafísica, la ética, la lógica, la estética y la epistemología, cubren temas tan amplios como la naturaleza del universo, el significado de la vida y el origen de la conciencia humana. Estos temas se debatieron extensamente en la antigüedad, así como en la Edad Media y la Edad Moderna, y continúan con toda su relevancia hoy en día.

Finalmente, la tercera forma en la que se puede dividir el estudio de la filosofía son los métodos, brechas y escuelas utilizados en los debates filosóficos. La dialéctica, por ejemplo, se refiere a la forma en que un filósofo utiliza argumentos estructurados para exponer sus opiniones. Otro método comúnmente utilizado es el análisis de los conceptos en busca de verdades aceptables. Los tipos de filosofías como el pragmatismo, el existencialismo, el marxismo y el estructuralismo contribuyen a la interpretación de las problemáticas presentadas en los debates filosóficos, permitiendo tanto a los estudiantes como al público en general captar mejor los conceptos difíciles de abordar.

En conclusión, el estudio de la filosofía se puede dividir en tres grandes ramas: la filosofía antigua, media y moderna. Los temas cubiertos en los debates filosóficos abarcan desde la metafísica hasta la ética. Los métodos y filosofías utilizados para abordar estos temas se pueden clasificar en dialéctica, análisis de conceptos, pragmatismo, existencialismo, marxismo y estructuralismo. Comprender cómo se divide el estudio de la filosofía es un paso importante para aquellos que buscan obtener una mejor comprensión de la complejidad de la disciplina..

Escrito por: Gonzalo Jiménez

Licenciado en Filosofía en la Universidad de Granada (UGR), con Máster en Filosofía Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Desde 2015, se ha desempeñado como docente universitario y como colaborador en diversas publicaciones Académicas, con artículos y ensayos. Es aficionado a la lectura de textos antiguos y le gustan las películas y los gatos.

Deja un comentario

Shares