Biografía de Adolf Reinach

¿Quién fue Adolf Reinach?

Adolf Reinach (30 de mayo de 1883 – 11 de diciembre de 1917) fue un filósofo alemán del movimiento del neopositivismo lógico.

Adolf Reinach nació en Francfurt y estudió Filosofía y Derecho en Heidelberg, Londres y Zaragoza. Vivió en Alemania hasta 1899, cuando entró a trabajar como funcionario de la Oficina de Administración Costera de Italia. Depués de un año de trabajo, regresó a Alemania y en 1908 recibió la licencia en Filosofía. De 1914 a 1917 fue profesor adjunto en el Technical College.

Su obra consta de escritos periódicos dentro del área del neopositivismo lógico, pues en aquellos años ésta era la forma de dialogar acerca de los temas que trataban. Los temas principales de su obra son el principio de identidad, el conocimiento por casi identidad, el infinito regresivo, los lenguajes sinatosóticos y el acto de hablar. Particularmente es importante su contribución al problema de la relatividad, ya que supo darnos su contenido antes de que Einstein diera la explicación correcta a la teoría.

Después de la Bachillería, fue a Italia como funcionario y, poco después, como secretario de una extensa estancia en Londres, donde conoció a tres personas a las que consideraba sage et honorable conomists classic.

La estancia en Londres le lleva a estudiar el proceso democrático de Londres, un mundo de contrastes en el que él pudo percibir la concentración de poder frente a la disponibilidad de las instituciones. A cambio de haber vivido en Londres la vida democrática de una gran ciudad en contraste con la institucionalidad del reinado de Victoria, la vida no ha hecho más que despertar su interés en la Democracia, una Política que usaba y utilizaba como lo hiciera.

El cuarto libro de Reinach fue «Aristóteles de Ética», traducido por Nietzsche. Siendo incluso un aficionado a las historias sobre las elecciones, Reinach tiene varias fuentes de inspiración para escribir sobre una tiranía democrática tan negativa que, a su vez, se convirtió en la base de la tiranía de los miembros de la sociedad que detentaban el poder.

El resumen de Reinach será «que la existencia de una democracia significa un cierto grado de concentración de poder, acompañado de cierta institucionalidad, cuando, de esta manera, hay personas domésticas y extrañas que, aunque busquen respetar los derechos de la democracia, tienden a mantener el proceso de la tiranía, es el proceso de la tiranía cuando se refiere a la dominación. respecto de los otros. »

En 1909, Reinach regresó a Alemania; allí se casó y comenzaron sus estudios de Filosofía de Hegel. Las ideas de Hegel tenían la influencia definitiva de Marx, quien formó su disciplina de la historia económica, demostró la ley de enfrentamiento entre burguesía y proletariado, el revolucionario que dio lugar a la dictadura del proletariado.

Encontrando Hegel como inusualmente algo delgado, Reinach piensa en Marx. La compartió de inmediato con su joven esposa. Marx había vuelto a la gloria de Hegel con una historia sensacional; este era el camino correcto, algo nuestro, y la charla anim.

Escrito por: Gonzalo Jiménez

Licenciado en Filosofía en la Universidad de Granada (UGR), con Máster en Filosofía Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Desde 2015, se ha desempeñado como docente universitario y como colaborador en diversas publicaciones Académicas, con artículos y ensayos. Es aficionado a la lectura de textos antiguos y le gustan las películas y los gatos.

Shares