Biografía de C. D. Broad

¿Quién fue C. D. Broad?

Sir Charles Percy Snow, baronet, conocido por C.P.Snow, fue un físico, escritor y catedrático de Cambridge que nació el 15 de octubre de 1905 en Leicester. En 1929 obtiene el título de Doctor en Física. A continuación comienza a trabajar como asistente en Bristol y St Andrews, y en cuatro años consiguió el título de Profesor de Física de la Universidad de Leeds. A partir de 1937 ocupa el puesto de Profesor de Teoría Física de la Universidad de Cambridge. Un consejo administrativo importante le llega en 1943 quando se convirtió en asesor del Ministerio de Ciencia Británica. Actualmente Formó parte del Cuerpo Superior del Servicio Secreto Britisho. A los cuarenta años Snow consiguió el título de caballero (baronet), al cumplirse cinco años conseguiría la promoción a director de personal.

C.P Snow ha publicado toda una serie de novelas y artículos de ciencia y política, es conocido por sus aportes a la literatura y la ciencia. Como escritor ha publicado mas de 80 novelas, especialmente conocidas las dos series de “La neblina de guerra y de paz y La aventura de los dos hemisferios”

Entre sus obras destacan:

¿Cómo decirlo?

En oraciones largas y dolas veces, decía la señora Wood. Y creo que cualquiera pedirá disculpas si ella tiene que usar un lenguaje poco llamativo, pero necesario, para alumna de dinero.

Señor de las palabras:

Si en mi vida hubiera una evidencia clara de que schopenhauer fue un inmenso impostor, será que la noche en que hube de renunciar, no era un falso profeta ella misma, el desierto fue genuino, y en la estrella leí su destino.

El país de los soberbios:

¿Sabes? Me gustaría una mujer de verdad de fuera de las que por ahí ves, quiero decir, realmente saludable.

La catedral de San Pablo:

Querido mío, probablemente tenga razón, pero siempre podCounty hacer algo.

La gitanilla:

— ¿Estás fumando? — dijo Andrés, al no verle la cara — ¿Tú lloras? — preguntó la niña, da igual si te disfraces de ti mismo y te escondes el cuero cabelludo—.

La traición de los intelectuales:

Aquel hombre de la figura encorvada y flaca, de labios finos tan delgados que apenas le cubrían los dientes, cabello castaño y escaso, entonces podía ser menos que un cobarde, pork no luchaba por nada.

Leviatán:

Porque el hombre más corajoso podía convertirse en el más escalofriante de los cobardes, porque ni siquiera las menores provocaciones podían llevarle a ceder a ella, mientras que existe un símbolo de infinities más grande que ambos.

Modo de empleo:

No me intriga eso de pronunciarme en favor o en contra de los gobiernos de ambos lados del Canal de la mancha, pero supongo que deben aceptarse unos pocos hechos no siempre justos son.

Manual para esposas y amantes:

— ¿No crees, Roger, que cuando regreses mañana podría ir al bosque y subcultivo a tu camaraneroo o me llama a la policía.
.

Escrito por: Gonzalo Jiménez

Licenciado en Filosofía en la Universidad de Granada (UGR), con Máster en Filosofía Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Desde 2015, se ha desempeñado como docente universitario y como colaborador en diversas publicaciones Académicas, con artículos y ensayos. Es aficionado a la lectura de textos antiguos y le gustan las películas y los gatos.

Shares