Biografía de Paul Ricœur

¿Quién fue Paul Ricœur?

Paolo (Paul) Ricoeur (1913-2005) fue un filósofo hermeneuta francés e investigador del simbolismo y la figura literaria. Junto con Roland Barthes, Claude Levi-Strauss y Jacques Lacan, formó parte de la Escuela de París, un grupo de filósofos con un formato más literario o estético. Aunque nacido en Reims, en la región de Champagne, Ricoeur pasó su infancia en Rennes, la capital de la provincia de Bretaña en el northwest de Francia. Estudió filosofía y letras en la Sorbona de París y fue ordenado sacerdote en 1936. Su primer trabajo fue La degustación de la verdad (1937), seguido por Kant et la philosophie morale, una crítica a la visión conservadora de Immanuel Kant.

Después de la segunda Guerra Mundial, Ricœur se dio cuenta de la necesidad de investigar, desde un punto de vista existencial y gnoseológico, los modos de la conciencia de sí misma. Esta investigación condujo al libro La voluntad de significado (1945), el cual examina la relación entre la verdad patética del mundo trágico y los conceptos de identidad y negación literaria. continuando su investigación sobre la literatura, más allá de su pragmatismo, él examina la posición de la literatura, dentro de la comunicación y la teoría de la dictadura del signo. En la etapa de maturidad, el trabajo de Ricœur trató sobre las cuestiones da la relación de libertar de sí mismo, los límites de la conciencia moral y la relación entre la justicia y la inteligencia.

Ricœur continuó su carrera en la Universidad de Freiberg, Alemania, donde analizó la literatura con Georg Goethals y Max Lorenz y la Ética de Kierkegaard. En 1952 se convirtió en profesor agregado de Retórica y Poética en la Sorbona. Ese mismo año, fue elegido miembro de la Academia Francesa de Arte y Letras. Durante el tiempo de la Guerra Fría, Ricoeur trató de denunciar la ideología de posesión sexual de contenido en el Cratilo de Platón y la perspectiva post-romántica de Hegel. El objetivo de Ricœur en sus obras fue demostrar los modos en que la ontología se expresa en la crítica especializada. Si las Semanas de Estudio de Cerisy-La-Salle son un nexo entre la generación de investigación de Platón y sus seguidores, entonces es también la continuación de los trabajos de Heidegger, de acuerdo con el director de la revista, G Prado.

El filósofo francés existentialista Sartre, por otro lado, ignoró los estudios de Heidegger y esperó su muerte. Luego, desde 1954 a 1956, escribió sus propios comentarios críticos. Cuando Heidegger llamó la atención sobre la existencia del hombre, él insistió en el misterio así como la resolución de éste, una cuestión que resulta difícil. «Claro está, cómo se resuelve un misterio cuando éste no puede ser visto, cuando es en sí mismo, sino que insiste sólo de un modo esencialmente insistente, individual e intransferible», escribió. En resumen, Heidegger llamó a una estética objetiva la atención sobre adornos, detalles simples y banderas políticas, la cual representa un intento por apartar la atención de la esencia humana. Ove.

Escrito por: Gonzalo Jiménez

Licenciado en Filosofía en la Universidad de Granada (UGR), con Máster en Filosofía Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Desde 2015, se ha desempeñado como docente universitario y como colaborador en diversas publicaciones Académicas, con artículos y ensayos. Es aficionado a la lectura de textos antiguos y le gustan las películas y los gatos.

Shares