El Neoplatonismo

¿Qué es el Neoplatonismo?

El Neoplatonismo foto filosofia

El neoplatonismo es una escuela filosófica helenística fundada por Plotino en el siglo III d.C. El término «neoplatonismo» en sí no se utilizaba en la antigüedad (de hecho, no se acuñó hasta principios del siglo XIX), y los neoplatónicos se habrían considerado simplemente platónicos, aunque sus creencias demuestran diferencias significativas con las de Platón.

El filósofo egipcio Plotino (junto con su maestro menos conocido, Amonio Saccas), es ampliamente considerado como el fundador del neoplatonismo, desarrollando sus teorías inicialmente en Alejandría, en su Egipto natal, y posteriormente en Roma. Recibió la influencia de las enseñanzas de la filosofía griega clásica, pero también de la filosofía persa e india (gracias a sus extensos viajes) y de la teología egipcia. Aunque su intención original era simplemente conservar las enseñanzas de Platón y Sócrates, fusionó efectivamente el platonismo (más concretamente, el platonismo medio) con el misticismo oriental.

El neoplatonismo es, en general, una filosofía religiosa que combina una forma de monismo idealista con elementos del politeísmo. Enseña la existencia de un Uno inefable y trascendente, del que emana el resto del universo como una secuencia de seres menores (aunque los filósofos neoplatónicos posteriores añadieron cientos de seres intermedios como dioses, ángeles y demonios).

El alumno de Plotino, Porfirio (c. 233 – 309 d.C.), reunió las enseñanzas de Plotino en las seis «Enéadas». Porfirio fue un filósofo neoplatónico sirio, que también escribió ampliamente sobre astrología, religión, matemáticas y teoría musical, y fue un fuerte opositor al cristianismo y defensor del paganismo.

Iamblichus Chalcidensis (c. 245 – 325 d.C.) fue otro sirio (y alumno de Porfirio), que contribuyó a determinar la dirección que tomó la filosofía neoplatónica posterior. Uno de los últimos filósofos griegos importantes, Proclus Lycaeus (412 – 485 d.C.), expuso posiblemente los sistemas neoplatónicos más elaborados, complejos y plenamente desarrollados, incorporando incluso los antiguos dioses griegos al sistema jerárquico neoplatónico. Otros neoplatónicos importantes son Hipatia de Alejandría (370 – 415 d.C.), el emperador romano Juliano (c. 331 – 363 d.C.), Hierocles de Alejandría (activo hacia el 430 d.C.), Simplicio de Cilicia (c. 490 – 560 d.C.) y Damascio (c. 458 – 538 d.C.), el último maestro del neoplatonismo en Atenas.

Principios del Neoplatonismo

Algunos de los principios centrales del neoplatonismo (por ejemplo, que el mal no es más que la ausencia del bien, que proviene del pecado humano) fueron muy influyentes en el desarrollo del dogma cristiano por parte de San Agustín de Hipona, aunque finalmente abandonó por completo el neoplatonismo en favor de una doctrina basada más en su propia lectura de las Escrituras. La influencia del neoplatonismo en Orígenes (c. 185 – 254 d.C.), así como en Boecio, Juan Escoto Eriúgena (c. 815 – 877) y San Buenaventura (1221 – 1274), también resultó significativa para las ramas ortodoxa y occidental del cristianismo.

Edad media

En la Edad Media, las ideas neoplatónicas influyeron en pensadores judíos, como:

  • Salomón ibn Gabirol (1021 – 1058)
  • Isaac el Ciego (1160 – 1235)
  • Al-Farabi (872 – 951)
  • Avicena
  • Maimónides

Renacimiento

Durante el Renacimiento italiano se produjo una especie de renacimiento neoplatónico, con figuras como:

  • Nicolás Cusano (1401 – 1464)
  • Giovanni Pico della Mirandola (1463 – 1494)
  • Marsilio Ficino (1433 – 1499)
  • Miguel Ángel (1475 – 1564)
  • Sandro Botticelli (1445 – 1510)
  • Giordano Bruno (1548 – 1600)