El Utilitarismo

¿Qué es el Utilitarismo?

El utilitarismo es un movimiento de la ética y la filosofía política de la Inglaterra del siglo XIX, que propuso «el mayor bien para el mayor número» como regla primordial en toda decisión moral.

El utilitarismo es la idea de que el valor moral de una acción se determina únicamente por su contribución a la utilidad global de maximizar la felicidad o el placer sumados entre todas las personas, es decir, la mayor felicidad para el mayor número de personas. Parte de la base de que el placer y la felicidad son intrínsecamente valiosos, que el dolor y el sufrimiento son intrínsecamente disvaliosos, y que cualquier otra cosa sólo tiene valor en cuanto a que causa felicidad o evita el sufrimiento. Véase la sección sobre la doctrina del utilitarismo para más detalles.

Este enfoque en la felicidad o el placer como fin último de las decisiones morales, hace del utilitarismo un tipo de hedonismo (y a veces se conoce como utilitarismo hedonista), y sus orígenes se remontan a menudo al epicureísmo de los seguidores del filósofo griego Epicuro. Puede afirmarse que David Hume y Edmund Burke fueron proto-utilitaristas.

Jeremy Bentham

Sin embargo, como escuela de pensamiento específica, el utilitarismo se atribuye generalmente al filósofo y reformador social inglés Jeremy Bentham. Bentham consideró que el dolor y el placer eran los únicos valores intrínsecos del mundo, y de ahí derivó la regla de la utilidad: el bien es lo que proporciona la mayor felicidad al mayor número de personas. Sin embargo, el propio Bentham atribuyó los orígenes de la teoría a Joseph Priestley (1733 – 1804), científico inglés, teólogo y fundador del unitarismo en Inglaterra.

Los principales defensores de Bentham fueron James Mill (1773 – 1836) y su hijo John Stuart Mill, que fue educado desde joven según los principios de Bentham. En su famosa obra corta de 1861, «Utilitarismo», Mill dio nombre al movimiento y refinó los principios originales de Bentham. Sostuvo que los placeres culturales, intelectuales y espirituales tienen más valor que el mero placer físico, tal y como lo valora un juez competente (que, según Mill, es cualquiera que haya experimentado tanto los placeres inferiores como los superiores).

Sobre la libertad

En su ensayo «Sobre la libertad» y en otras obras, Mill argumentó que el utilitarismo requiere que cualquier acuerdo político satisfaga el principio de libertad (o principio del daño), según el cual el único propósito por el que se puede ejercer legítimamente el poder sobre cualquier miembro de una comunidad civilizada en contra de su voluntad, es el de evitar el daño a los demás, una piedra angular de los principios del liberalismo y el libertarismo. Algunos filósofos marxistas también han utilizado estos principios como argumentos para el socialismo.

Otros utilitaristas notables, después de Bentham y Mill, son:

  • Henry Sidgwick (1838 – 1900)
  • G. E. Moore
  • Bertrand Russell
  • Richard Hare (1919 – 2002)
  • J. J. C. Smart (1920 – 2012)
  • Peter Singer (1946 – )