El Pitagorismo

¿Qué es el Pitagorismo?

El Pitagorismo foto filosofia

El pitagorismo es una escuela filosófica griega presocrática temprana basada en las creencias metafísicas de Pitágoras y sus seguidores. Sus opiniones y métodos influyeron en muchos movimientos posteriores, como el platonismo, el neoplatonismo y el cinismo.

Los primeros pitagóricos (la primera sociedad se estableció en torno al año 530 a.C.) se reunían en la colonia griega aquea de Crotona, en el sur de Italia, pero tras verse envueltos en una feroz lucha local, el movimiento se dispersó y los que sobrevivieron huyeron de vuelta a la Grecia continental y se establecieron en torno a Tebas y Flius.

El propio Pitágoras no escribió nada, y debemos confiar en los relatos de segunda mano de sus seguidores y comentaristas, Parménides, Empédocles, Filolao (c. 480 – 385 a.C.) y Platón, pero los relatos son a menudo incompletos y a veces contradictorios.

Pensamiento Pitagórico

El pensamiento pitagórico estaba dominado por las matemáticas, pero también era profundamente místico. Pitágoras (junto con su maestro Ferécides de Siros), fue uno de los primeros filósofos occidentales en creer en la metempsicosis (la transmigración del alma y su reencarnación tras la muerte). También se adhirió a la opinión de otro de sus maestros, Anaximandro, de que la sustancia última de las cosas es lo que él describía como «apeiron» (descrito de diversas maneras como «lo ilimitado» o «lo infinito indefinido»). Pitágoras creía que el apeiron había inhalado el vacío desde el exterior, llenando el cosmos de burbujas vacías que dividen el universo en muchas partes interconectadas y separadas por el «vacío», y que este juego de apeiron y peiron tiene lugar según una armonía natural. Siempre, de alguna manera, subyace en todas estas teorías la suposición de que los números y las matemáticas constituyen la verdadera naturaleza de las cosas.

Los pitagóricos eran conocidos en la antigüedad por su vegetarianismo, que practicaban por razones religiosas, éticas y ascéticas. Las mujeres, a las que se consideraba diferentes de los hombres, pero no necesariamente inferiores, tenían las mismas oportunidades de estudiar como pitagóricas, aunque también debían aprender habilidades domésticas prácticas.

El pitagorismo se desarrolló en algún momento en dos escuelas de pensamiento separadas:

  • los «akousmatikoi» (o «oyentes»), que se centraban en los aspectos más religiosos y rituales de las enseñanzas de Pitágoras;
  • Los «mathematikoi» (o «aprendices»), que ampliaron y desarrollaron el trabajo más matemático y científico que inició.
  • Los akousmatikoi afirmaban que los mathematikoi no eran auténticamente pitagóricos, sino seguidores del pitagórico «renegado» Hipaso (c. 500 a.C.) Los mathematikoi, por su parte, admitían que los akousmatikoi eran efectivamente pitagóricos, pero consideraban que eran más representativos de las verdaderas opiniones de Pitágoras.

El grupo de los mathematikoi acabó asociándose estrechamente con Platón y el platonismo, y gran parte del pitagorismo parece superponerse al platonismo. Los akousmatikoi se convirtieron en ascetas errantes, uniéndose finalmente al movimiento del cinismo del siglo IV a.C.

¿Qué es el Neopitagorismo?

El neopitagorismo fue un renacimiento, en el periodo comprendido entre el siglo II a.C. y el siglo II d.C., de varias ideas tradicionalmente asociadas a los seguidores de Pitágoras. Entre los neopitagóricos más destacados se encuentra Apolonio de Tiana (c. 40 – 120 d.C.), del siglo I, y sus reuniones se celebraban principalmente en Roma.

En definitiva, el pitagorismo ha sido una fuerza dinámica en la cultura occidental. Ha influido de forma creativa en filósofos, teólogos, matemáticos y astrónomos, así como en músicos, compositores, poetas y arquitectos de la Edad Media.