El Agonismo

¬ŅQu√© es el Agonismo?

Agonismo, perspectiva filos√≥fica que subraya la importancia del conflicto para la pol√≠tica. El agonismo puede adoptar una forma descriptiva, en la que se argumenta que el conflicto es una caracter√≠stica necesaria de todos los sistemas pol√≠ticos, o una forma normativa, en la que se sostiene que el conflicto tiene alg√ļn valor especial, de modo que es importante mantener los conflictos dentro de los sistemas pol√≠ticos. Con frecuencia, las formas descriptiva y normativa se combinan en el argumento de que, dado que el conflicto es una caracter√≠stica necesaria de la pol√≠tica, los intentos de eliminar el conflicto de la pol√≠tica tendr√°n consecuencias negativas.

La forma descriptiva del agonismo puede verse en la cr√≠tica del pluralismo en la ciencia pol√≠tica planteada por el te√≥rico pol√≠tico estadounidense William E. Connolly. Los te√≥ricos pluralistas de los a√Īos cincuenta y sesenta hab√≠an descrito el sistema pol√≠tico estadounidense como un sistema en el que la pol√≠tica ofrec√≠a un escenario en el que diversos grupos pod√≠an defender por igual sus pol√≠ticas preferidas, lo que acababa conduciendo a un consenso. Connolly critic√≥ esa teor√≠a por ignorar las diferencias de poder entre los distintos grupos de la sociedad estadounidense, lo que significaba que la pol√≠tica no era simplemente un proceso para producir consenso, sino m√°s bien un conflicto que pod√≠a dar lugar a que unos grupos impusieran a otros sus pol√≠ticas preferidas. Connolly abog√≥ posteriormente por lo que denomin√≥ ¬ęrespeto agon√≠stico¬Ľ, que considera ese conflicto como algo que hay que mantener, en lugar de algo que hay que superar mediante el consenso.

La te√≥rica pol√≠tica belga Chantal Mouffe, por su parte, lleg√≥ al agonismo cuestionando los presupuestos normativos del liberalismo contempor√°neo, en particular la idea del fil√≥sofo estadounidense John Rawls de que un ¬ępluralismo razonable¬Ľ es una condici√≥n sine qua non de un orden pol√≠tico democr√°tico liberal. Seg√ļn Rawls, cualquier sistema pol√≠tico liberal debe respetar el hecho de que los ciudadanos difieran en sus concepciones del bien. El pluralismo que una sociedad debe tolerar, sin embargo, est√° limitado, seg√ļn Rawls, por un requisito de razonabilidad, es decir, el requisito de que los ciudadanos no traten de imponer su propia concepci√≥n del bien a otros que no la comparten. Mouffe consider√≥ inaceptable esta restricci√≥n porque establece, como principio √©tico que precede a la pol√≠tica, una restricci√≥n sobre las concepciones del bien, que deben decidirse dentro de la pol√≠tica. Para Mouffe, la pol√≠tica debe implicar diferencias sobre las que la gente no se contenta con estar de acuerdo en diferir. Un pluralismo propiamente pol√≠tico debe admitir posiciones diferentes que sean realmente incompatibles entre s√≠. Seg√ļn Mouffe, cuando Rawls intent√≥ neutralizar ese conflicto declar√°ndolo ¬ęirrazonable¬Ľ, declar√≥ irrazonable a la pol√≠tica misma.

Mouffe deriv√≥ esta interpretaci√≥n de la importancia del conflicto para la pol√≠tica del jurista alem√°n Carl Schmitt. Seg√ļn Schmitt, el rasgo definitorio de lo pol√≠tico es la identificaci√≥n de un amigo y un enemigo y el consiguiente conflicto entre ellos. Mouffe estaba de acuerdo con el argumento de Schmitt de que el conflicto es esencial para lo pol√≠tico, pero sosten√≠a que el conflicto no tiene por qu√© implicar la identificaci√≥n de un enemigo al que se quiera destruir. En su lugar, Mouffe ve√≠a lo pol√≠tico como un conflicto entre adversarios que pueden estar en desacuerdo pero que, en √ļltima instancia, respetan el derecho de los dem√°s a existir. Mouffe denomin√≥ a este tipo de conflicto respetuoso ¬ępluralismo agon√≠stico¬Ľ, en contraste tanto con el antagonismo de la lucha por la destrucci√≥n contra un enemigo de Schmitt como con el pluralismo razonable (y por tanto, descartado el conflicto, no agon√≠stico) de Rawls.

Escrito por: Gonzalo Jiménez

Licenciado en Filosofía en la Universidad de Granada (UGR), con Máster en Filosofía Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Desde 2015, se ha desempe√Īado como docente universitario y como colaborador en diversas publicaciones Acad√©micas, con art√≠culos y ensayos. Es aficionado a la lectura de textos antiguos y le gustan las pel√≠culas y los gatos.

Shares