Eternal Sunshine y la filosofía del olvido

Eternal Sunshine y la filosofía del olvido - foto pelicula

¬ęEn la m√°s peque√Īa como en la m√°s grande felicidad, hay algo que hace que la felicidad sea una felicidad: la posibilidad de olvidar, o para decirlo en t√©rminos m√°s cultos, la facultad de sentir las cosas, mientras la felicidad dure, fuera de cualquier perspectiva hist√≥rica. El hombre que no es capaz de sentarse en el umbral del momento y olvidar todos los acontecimientos del pasado, el hombre que no puede, sin v√©rtigo y miedo, mantenerse erguido por un momento como una victoria, nunca sabr√° lo que es la felicidad y, lo que es peor, nunca har√° nada para dar felicidad a los dem√°s. Imaginemos un ejemplo extremo: un hombre incapaz de olvidar nada y condenado a no ver m√°s que un devenir por todas partes; no creer√≠a en su propia existencia, ya no creer√≠a en s√≠ mismo, ver√≠a todo disolverse en una infinidad de puntos en movimiento y acabar√≠a perdi√©ndose en este torrente de devenir. Finalmente, como verdadero disc√≠pulo de Her√°clito, no se atrever√≠a a mover ni un dedo. Toda acci√≥n requiere el olvido, al igual que la vida de los seres org√°nicos requiere no s√≥lo la luz sino tambi√©n la oscuridad. Un hombre que s√≥lo quisiera sentir las cosas hist√≥ricamente ser√≠a como el hombre que se viera obligado a abstenerse de dormir o el animal que tuviera que vivir s√≥lo rumiando y rumiando sin parar. As√≠ que es posible vivir casi sin memoria y vivir felizmente, como demuestra el animal, pero sigue siendo imposible vivir sin olvidar. O, m√°s sencillamente, hay un grado de insomnio, de rumia, de sentido, de historia que da√Īa lo vivo y acaba por destruirlo, ya sea un hombre, un pueblo o una civilizaci√≥n.¬Ľ

Este fragmento de Nietzsche, extra√≠do de las Consideraciones Inactuales, ilustra la tesis y el objetivo principal de la magn√≠fica pel√≠cula El sol eterno de la mente sin mancha: frente a Locke, que hac√≠a de la memoria la base de la identidad y, por tanto, de la estabilidad del individuo, El sol eterno juega con la tesis de Nietzsche seg√ļn la cual el olvido condiciona la felicidad y es, por tanto, vital para el hombre porque la memoria, y como corolario, los recuerdos que acumula, pesan sobre el hombre y paralizan su acci√≥n. La amnesia se presenta como una ligereza, una fuente de creatividad y libertad. Por el contrario, la hipermnesia (la incapacidad de olvidar) ser√≠a pura retenci√≥n, pura nostalgia. Mientras que fuera del tiempo, nos dice Nietzsche, el hombre se arranca de su historicidad, saborea el puro presente, conquista y siente su libertad.

Así, más allá de la película de anticipación tecnológica (manipulación de la memoria y los recuerdos), Michel Gondry nos ofrece un análisis filosófico sobre el tiempo y el hombre, la memoria y el olvido.

Resumen y análisis de la película Eternal Sunshine of the Spotless Mind

Dirigida por Michel Gondry y estrenada en 2004, Eternal Sunshine of Spotless Mind cuenta la historia de una pareja ¬ęinfernal¬Ľ, es decir, incapaz de amar o separarse por igual. Joel (Jim Carrey) y Clementine (Kate Winslet), los protagonistas, llevan varios a√Īos enfrentados. Para detener el dolor, Clementine decide borrar de su memoria todo rastro de su relaci√≥n. Devastado, Joel se pone en contacto con el inventor de este m√©todo de borrado, el Dr. Howard Mierzwiak, y le pide que borre todos los recuerdos relacionados con Clementine. Una vez que ambos se han borrado, se reencuentran, se enamoran, se abandonan y se borran. Y as√≠ sucesivamente.

Clementine es una criatura de la espontaneidad. Est√° en constante evoluci√≥n: basta con ver la versatilidad de su color de pelo (rojo, naranja, azul, verde). Caprichosa, malhumorada y apasionada, vive seg√ļn el principio del placer y no soporta la vida cotidiana ni la frustraci√≥n.

Joel es todo lo contrario a Clementine. Socialmente torpe, neurast√©nico, Joel ha integrado demasiado bien el principio de realidad, tanto que se olvida de so√Īar.

La pel√≠cula muestra los recuerdos de su relaci√≥n mientras Joel est√° en proceso de borrarlos con la ayuda de un asistente m√©dico. Durante este proceso, Joel se ve obligado a revivir estos recuerdos, y es entonces cuando se da cuenta de que no quiere borrar a Clementine de su memoria. La pel√≠cula cuenta as√≠ la historia de la b√ļsqueda de Joel de sus recuerdos.

La habilidad formal de la película consiste en ahogar al espectador en la temporalidad: nunca sabemos realmente en qué época se desarrolla una determinada escena. Experimentan, una y otra vez, la misma situación de partida: se aman, se desvanecen y se vuelven a amar.

Este tema remite de nuevo a Nietzsche, y m√°s concretamente al tema del Eterno Retorno. Esta teor√≠a del eterno retorno, que Nietzsche hered√≥ de los estoicos, es un experimento mental que consiste en preguntarnos, antes de actuar, si har√≠amos la misma elecci√≥n para la eternidad. En definitiva, preguntarse: lo que quiero hoy, ¬Ņpuedo quererlo para siempre? Nietzsche hace de esta pregunta un criterio de grandeza de acci√≥n y de nobleza para el hombre que puede responder ¬ęs√≠¬Ľ a esta pregunta. Ahora, los dos personajes se colocan en esta situaci√≥n de recurrencia, de retorno de lo mismo, y aceptan cada vez revivir su elecci√≥n. No aprenden nada, no aprenden de sus experiencias y sufrimientos, a la manera de los amn√©sicos. Eligen la intensidad de la vida en lugar de una sabidur√≠a aburrida con la que no saben qu√© hacer. Se puede decir que Joel y Clementine son personajes nietzscheanos porque son puro devenir, trascendencia del sufrimiento, en definitiva pura afirmaci√≥n de la vida.

 

Escrito por: Gonzalo Jiménez

Licenciado en Filosofía en la Universidad de Granada (UGR), con Máster en Filosofía Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Desde 2015, se ha desempe√Īado como docente universitario y como colaborador en diversas publicaciones Acad√©micas, con art√≠culos y ensayos. Es aficionado a la lectura de textos antiguos y le gustan las pel√≠culas y los gatos.

Shares