La filosofía como el paso del mito al logos

Tradicionalmente se ha considerado que el origen histórico de la filosofía se produce al pasar de una explicación mítica a una explicación racional. A continuación vamos a analizar ambas actitudes.

Explicación prerracional: mito y magia

El mito es un conjunto de narraciones tradicionales que intenta ofrecer una explicación de toda la realidad, tanto de los fenómenos naturales como de los acontecimientos humanos, haciéndola depender de la voluntad y del capricho de dioses o seres sobrenaturales.

Para la explicación mítica, fenómenos como la lluvia, el trueno, la primavera o la salida del Sol, son producidos y dependen de seres sobrenaturales. Estos fenómenos se producen arbitrariamente, a voluntad de la divinidad, no responden a ninguna regularidad ajena al orden establecido por los dioses y no son siempre predecibles. El ser humano no puede saber cuándo se producirán, porque el acontecimiento no viene determinado por unas causas naturales. Lo máximo que puede hacer el ser humano para provocar estos fenómenos es encomendarse a la divinidad y esperar cierta benevolencia por parte de ella. De ahí proceden los rituales y la magia, como formas de influir sobre estas entidades sobrenaturales y adquirir así cierto poder sobre dichos fenómenos.

La actitud m√≠tica no busca leyes en los fen√≥menos porque a√ļn conociendo cierta regularidad y ciclos en la naturaleza, los atribuyen en √ļltima instancia a la acci√≥n de los dioses, lo que impide el conocimiento sistem√°tico y un eficaz dominio de la naturaleza. Si estamos convencidos de que la lluvia se produce por la acci√≥n de cierta divinidad, no podr√≠amos explicarla, ni predecirla, ni controlarla con total seguridad. Aun as√≠, los mitos, con supersonificaci√≥n de los elementos naturales y su visi√≥n intuitiva, narrativa y po√©tica, aportan una perspectiva del mundo que ayuda a una cultura a desenvolverse en su propia √©poca. La forma de ver el mundo ofrecida por los mitos no ha desaparecido a lo largo de la historia y todav√≠a hoy podemos encontrar numerosas actitudes m√≠ticas.

Explicación racional: razón y sentidos

El logos o explicación racional prescinde de los elementos poéticos e imaginativos de los mitos y los sustituye por pruebas y argumentos racionales que se basan en el conocimiento a través de los sentidos.

Con esta explicación, la arbitrariedad será sustituida por la necesidad: las cosas ocurren cuando y como tienen que ocurrir y no por voluntad de los dioses. Esto supone la convicción de que la naturaleza responde a leyes, de que los fenómenos se producen siempre bajo las mismas condiciones y de que sus causas son naturales. La lluvia se producirá necesariamente siempre que se den ciertas condiciones.

Gracias a la actitud racional sabemos que todo fen√≥meno tiene una explicaci√≥n l√≥gica y natural; esta convicci√≥n nos anima en la b√ļsqueda del conocimiento para explicar, predecir y controlar los fen√≥menos.

Escrito por: Gonzalo Jiménez

Licenciado en Filosofía en la Universidad de Granada (UGR), con Máster en Filosofía Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Desde 2015, se ha desempe√Īado como docente universitario y como colaborador en diversas publicaciones Acad√©micas, con art√≠culos y ensayos. Es aficionado a la lectura de textos antiguos y le gustan las pel√≠culas y los gatos.

Shares